miércoles, 6 de mayo de 2009

Amor en tiempos de Influenza... Parte 4

Dan las 3 y él no llega.

Aimée no puede creerlo, "algo debió haber pasado".
Llama a su celular y no contesta.
Llama a su casa y aquí si contesta alguien:

-Hola
-Hola, ¿está Julián?
-¿Eres Aimée cierto?
-Si, quien habla?
-Soy Pau, su prima, escucha él no esta. Está enfermo, amaneció muy mal y mi tia se lo llevó al doctor. Mi tia ya está aquí, pero Juls no viene con ella.
-¿Pero de que está enfermo? ¿En donde está? Hoy ibamos a vernos pero...
-Si si, ya me contó toda la historia, mmm, ¿puedes salir mañana?
-Mira, mi papá no me deja salir pero puedo arreglarmelas y...
-Bueno, te veo mañana a las 2 afuera del metro Hospital General.
-¿Hospital General?
-Ya me voy, te veo ahi mañana.

Julián estaba enfermo, y seguramente en el hospital, por algo vería a Pau ahi, "pero si nisiquiera la conozco".
El resto del día Meme la pasó mal, no podía quitarse de la cabeza a Julián y mucho menos el hecho de que estuviera enfermo "de influenza, maldita sea".

Mientras veía la tv en silencio con sus primos pasó un corte informativo "hay decenas de muertes probables a causa de la influenza..." Genial.

Al día siguiente Aimée ideó el plan con el que su padre podía dejarla salir.

-Papá, quiero ir a casa de Vale, estoy muy aburrida.
-No
-Papá, por favor, no me puedes tener aquí encerrada!!
-Si puedo.
-Papá, llevame por la buena o me voy yo sola, sabes que si lo hago.
-Está bien pero solo un rato.

Llego a casa de Vale su mejor amiga con quien ya había hablado antes y le había explicado su plan para encontrase con Paulina.

-Vengo por ti a las 6.

Estuvieron por unos minutos en casa de Vale y partieron al lugar del encuentro.

-¿Y como la vamos a reconocer?
-No se, fue lo mismo que me pregunté.
-Hola Aimée
-Hola ¿Paulina?
-Si
-¿Cómo sabías que era yo?
-Mmmm preferiría que te lo diga Julián
-¿Está él aquí?
-Pues, si... Ahí.
Dijo Paulina señalando al hospital.
La cosa es, que Juls tenía muchos de los sintomas del virus ese, y por eso no lo dejaron volver a casa, la visita es a las 2, mi tía ya esta adentro y veremos si puedes pasar, por que el tipo esta loco por verte.

Esperaron a que Doña Andre saliera. Al encontrase con ella supieron lo que pasaba con Julián.

-Va a quedarse aquí. El doctor cree que tiene influenza y tienen que hacerle estudios, no podremos venir a verlo, sólo hoy y sólo una persona más.
-Ve tú Aimée
-Pau, si quieres pasar yo entiendo que...
-Ya, ya, entra tú.

Entró, la hicieron ponerse una bata, guantes y cubrebocas. Al encontrase con Julián tuvo que respirar muy hondo para no llorar. Se veía realmente mal y le dolía el solo verlo.

-Hola nena, no no, no te acerques mucho, qué más quisiera que abrazarte y darte un beso pero no puedo, voy a quedarme aquí sabes? No se por cuánto, espero que no por mucho por que, no tendré visitas pero no quiero estar sin verte.
-Julián, estarás bien, yo voy a esperarte no importa cuanto, perdón por lo que te hicieron los idiotas que tengo por primos pero...
-¿Cómo hiciste para salir hoy? Perdóname por no ir ayer y nisiquiera avisarte.
-No importa, hable con Paulina y me dijo lo que pasaba y pues, vengo con una amiga, solo asi pude salir.
-Paulina, ya sabía, le debo una.
-¿Cómo sabe tu prima quien soy? ¿Cómo es que me reconoce?
-Bueno, le conte de lo nuestro y, es que... mmm bueno, hice unos cuantos dibujos de ti, retratos, son el nuevo tapizado de mi cuarto sabes? Je, y ella los ha visto. Por eso.
-Julían...
-Ya no digas nada, dejame verte, verte nada más, para que tu hermosa cara inunde mi mente lo suficiente para verte en ella todo el tiempo que pase aquí.

Despues de unos mintuos les dijeron que la visita había terminado.

-Je t'aime Aimée, extrañame y esperame.
-Je t'aime Julián, a cualquier hora, cualquer lugar.

Desde entonces transcurrieron varios días y las pocas noticias que Aimée tenía de Julián las obtenía de Paulina.
Julián no estaba muy bien, aun no tenían resultados y el diágnostico era incierto, no sabían por cuanto estaría alli y... Aimée no podía estar más con la angustia.

"Aimée, es importante verte mañana, afuera del hospital a la hora de la visita, hay noticias pero no debo decirtelas así, Pau"
Fue ese el mensaje que dejo la prima de Juli en el buzón del telefono de Aimée.

Todo había pasado tan rápido y a la vez tan lento, para Aimée habían transcurrido semanas enteras y en realidad apenas si tenía una semana y días de que había conocido a Julián.

Al ver a Paulina, solo alcanzo a saludarla y correr con el pase de visita en mano para encontrase con Doña Andrea y despues ver a Julián, o al menos eso esperaba.
Llego al pabellón donde tenían a Juls junto con un par de personas más con los mismos sintomas, no veía a Doña Andrea por ningún lado.
Al acercarse a la habitación donde estaba Julián y los demás enfermos encontró que la puerta era bloqueada por 2 médicos.

"Llamen a la mamá del muchacho" dijo uno de los médicos a una enfermera "Acaba de salir, manden a buscarla, el chico ha muerto".

Aimée salió corriendo, no sabía a donde ni por donde iba, no podía creer lo que había escuchado, no quería ver a nadie. Al salir del hospital ignoró los gritos de Paulina y Valeria "Aimée a donde vas? Aimée regresa" y siguió corriendo.

"El chico ha muerto"
"El chico ha muerto"



***Parte 5 Viernes 8 de Mayo***

¿Julián ha muerto?
¿Que pasará con Aimée?
:D Je que mamón se oye

6 comentarios:

Feeerny! dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaah me dieron escalofriosss =/

Dulceciita dijo...

haaaaaaaaaaaay que mala onda me dejaste en suspensO

Mars dijo...

¡Nooooooooooooooooooooooooo!

¡Tooooooriiiiiiitooooooooooo!

¡¡lauritacheer!! dijo...

ahaha Julian no puede morir noo no él!!

:D
tqm

cArAmeLOZA ♥ dijo...

ahh no se puede morir no manches
no se por que ya lo veia venir U.U

Tammm dijo...

No había leído las otras partes de la historia, pero ya las leí.
Voy a esperar con ansias la otra parte!
=)